Sobre el Colegio

Carta de la Presidenta

¡¡Bienvenidos a la web del Colegio de Administradores de Fincas de Barcelona-Lleida!!

Administrador de Fincas Si estás aquí es porque quieres conocernos, y nada mejor que una pincelada histórica, para entender quiénes somos y hacia dónde queremos ir.

Esta Corporación, con más de ochenta años de historia desde su primera andadura, nació por el impulso y la valentía de un grupo de compañeros, que en su día entendió la conveniencia de organizarse para trabajar unidos por la defensa y reconocimiento de la profesión. Desde entonces ha estado en constante progreso y adaptación a los distintos cambios sociales, económicos y legales. La primera regulación se recoge en el Decreto 396/1968, de 1 de abril, por el que se crea el Colegio, siendo después, el Real Decreto 1612/1981, de 19 de junio, el que autorizó la constitución de los distintos Colegios Territoriales de Administradores de Fincas, y el nacimiento del Consejo General de Colegios (B.O.E. N.º 182 de 31-7-81). La regulación y defensa de la profesión, ofrecer los mejores servicios a los colegiados que faciliten trabajar de forma ágil, moderna y eficaz, y el control deontológico, para promover la excelencia de los servicios que ofrecemos, garantizando así la protección de los consumidores y usuarios de los mismos, son objetivos fundamentales de la Corporación.

Los Colegios Profesionales en Cataluña están regulados por la Ley 7/2006, de 31 de mayo, que los define como corporaciones de derecho público, dotadas de personalidad jurídica propia y con plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus finalidades. Gestionan los intereses públicos vinculados al ejercicio de la profesión, siendo el vehículo de participación de los colegiados en la administración de los mismos, y ejerciendo al mismo tiempo todas las actividades y prestación de servicios a los colegiados en atención a sus funciones de naturaleza privada, que también forman parte de su finalidad y objetivos.

Dentro de las principales finalidades se encuentra la de velar para que la actuación de sus personas colegiadas responda a los intereses y a las necesidades de la sociedad, siendo los encargados de garantizar también el cumplimiento de la buena práctica y de las obligaciones deontológicas de la profesión, así como todo lo relativo a la ordenación, representación y defensa de la profesión.

Por ello, tanto para los que iniciáis vuestra andadura en este apasionante camino, como para los que ya lleváis tiempo ejerciendo el buen hacer profesional, tenemos el reto de que encontréis en el Colegio un apoyo fundamental para el desarrollo de vuestro trabajo diario, el referente necesario para vuestra formación continua, asesoramiento, y puntual información de todas las materias que esta actividad multidisciplinar requiere para poder estar al día, tanto en su vertiente teórica, como práctica.

Estos tiempos requieren mucha agilidad en la modernización de los servicios y comunicación, y en ello estamos poniendo también especial hincapié. También nos gustaría que el Colegio sea un espacio para conocer y compartir con otros compañeros vuestras experiencias y nuevos retos, cada día más complejos. Pertenecer al mismo debe ser una garantía de referencia en el sector, y de confianza para nuestros clientes. Y está claro que esto no lo podemos hacer solos, debemos ser un ejemplo de Colegio abierto, cercano, transparente y participativo, en el que todos os sintáis bien representados.

Para ello, tanto la Junta de Gobierno como todo el personal estamos a vuestra entera disposición, con el compromiso firme de destinar todos los medios y esfuerzos necesarios para cumplir con estos objetivos, que son los vuestros, y con ilusión de transmitir, potenciar, y estimular la actividad de la Administración de Fincas, para que obtenga el merecido reconocimiento social, político e institucional. Tres son las líneas básicas de comunicación para las que queremos ser altavoz, ante la sociedad, las instituciones, y como no, ante los colegiados, escuchando la voz e inquietudes de los jóvenes, y aprendiendo de los que ya han ganado en experiencia y conocimiento, para que, a través del colegio, nos una misión común a todos.

Somos conscientes que ser Administrador de Fincas implica una gran responsabilidad, no solo por la importante labor en la correcta gestión de los edificios, sino que abarca también la de las personas que los habitan. Al procurar el correcto mantenimiento, conservación, accesibilidad y cumplimiento de toda la normativa que afecta a los inmuebles, también desarrollamos una importante labor social, contribuyendo con nuestro asesoramiento tanto a tomar las mejores decisiones, como en el desarrollo y ejecución de los acuerdos adoptados, facilitando la calidad de vida, y potenciando las correctas relaciones de convivencia.

Por ello desde el Colegio seguimos trabajando para mantenernos como una organización profesional colegiada de referencia y prestigio, para que la titulación sea garantía de la capacitación adecuada, por la incorporación de todos los avances tecnológicos, sin olvidar ser a su vez ejemplo de valores tan esenciales, como son la igualdad, el respeto al medio ambiente, la sostenibilidad y la preocupación por las personas. Cada día surgen nuevos retos, como la transición energética, el vehículo eléctrico, la protección y gestión de los datos, que refuerzan y dan sentido a nuestro proyecto. Ser la primera mujer que está al frente de esta Corporación, es una señal más de la constante modernización, actualización y adecuación que la profesión y la sociedad demandan.

Será un placer contar con tu participación activa, no olvides que éste es tu espacio, y que estaremos encantados de conocer tu opinión, agradeceremos tu colaboración, y escucharemos cualquier sugerencia o aportación que nos ayude a la mejora continua. Ven, entra, adelante. ¡¡¡Te esperamos!!!



Anabel Miró Panzano
Presidenta

Empresas patrocinadoras

Empresas colaboradoras

© www.cafbl.cat | Texto legal | Contactar C/ Mallorca 214, local, 08008 - Barcelona Tel.: 93 451 02 02